T.5 DESARROLLO EMOCIONAL Y SOCIAL. IDENTIDAD Y MORAL.


sociedad-civil[1].jpg




T_5.jpg


1. INTRODUCCIÓN

En primer lugar, debemos destacar que los aspectos del desarrollo social, emocional y moral van muy ligados en su evolución, y así mismo se relacionan con el desarrollo de la personalidad, por ello es importante que nos detengamos a estudiarlos y entenderlos, de manera que podamos comprender mucho mejor la forma en que los niños se desarrollan, y con ellos su personalidad.
Para estimular un desarrollo social y emocional saludable, los educadores deben familiarizarse con las diferentes etapas de desarrollo de los niños, dato a destacar y que a nosotros nos interesa enormemente si queremos llegar a ser algún día buenos maestros y maestras, es sin duda por esta razón que intentaremos exponer todos los aspectos o al menos aquellos más relevantes del desarrollo emocional, social y moral de los niños.

Sin duda, los primeros cinco años de vida son el momento más crítico en el desarrollo de los niños pequeños, pero años posteriores no son menos importantes, las emociones están presentes durante toda su evolución, y no por el mero hecho de crecer dejan de ser más fáciles de comprender o menos variables.

Por supuesto, a la hora de comportarse y de muchas otras situaciones y aspectos, los niños toman como modelo de referencia a sus padres y adultos (como ya aprendimos en el T.1 de Albert Bandura). Por ello, no podía ser diferente en lo que a las emociones se refieren.

A continuación, pasaremos a centrar nuestra atención en el desarrollo emocional, y la definición de emoción, además de atender al desarrollo social, junto a los tipos de socialización; la identidad y el desarrollo moral, destacando en estos últimos apartados algunas estrategias educativas que fomenten un buen desarrollo de dichos aspectos.


2. DESARROLLO EMOCIONAL

Cuando hablamos de desarrollo emocional, se habla de un pensamiento de una forma de actuar y de una sentir. Estas son las tres acciones que integran la personalidad del ser humano y lo definen en esencia.
El pensamiento se podría ligar al desarrollo cognitivo, el actuar a un desarrollo motórico, a un desarrollo conductual y el tender a ese desarrollo emocional.

Estos tres aspectos del desarrollo se centran en el cómo de esa interacción social a partir del desarrollo de cada una de estas características que, van a definir nuestra personalidad.

Desde el primer momento del nacimiento, el niño presenta emociones. En un principio estas emociones son de un carácter más bien sencillo, y a lo largo de su desarrollo, se convertirán en emociones más complejas. Además, las emociones que presentan los niños en el primer año de vida, muchas veces están descontroladas. A nivel social no se busca una adaptación de cómo se expresa esa emoción para tener una mejor integración. A lo largo de su desarrollo, el niño/a aprenderá a controlar sus emociones, a dirigirlas, a utilizarlas, con ello conseguirá integrarlas socialmente.

Ejemplos de:
. Emoción descontrolada: el lloro y la pataleada de un niño/a de 3 años cuando se le niega algo. Esto sería una emoción de ira, de rabia, ya que se le ha negado algo.
. Emoción controlada: sería esa misma ira que el anterior, pero en lugar de llorar, el niño intenta de una forma más zalamera aproximarse hacia aquel que le va a facilitar lo que desea, intentando convencerle, argumentándole o pactando con el otro.


2.1 CONCEPTO DE EMOCIÓN

emociones.gif

Una emoción es un impulso involuntario, originado como respuesta a los estímulos ambientales, que provoca sentimientos y conductas de reacción automática en los seres humanos. Las emociones son estados anímicos que manifiestan una gran actividad orgánica, que se refleja a veces como un torbellino de comportamientos externos e internos, y otras con estados anímicos permanentes.
Estas se conciben como un comportamiento que puede ser originado por causas externas e internas; que puede persistir, incluso, una vez que ha desaparecido el estímulo y que acompaña necesariamente, en mayor o menor grado, toda conducta motivada.

Así encontramos placer, tristeza, miedo, calma… Las emociones logran darle un mayor significado a la vida y favorecen la profundidad de las relaciones afectivas. Un dato a destacar es que los sucesos que satisfacen los intereses de un individuo, crearán en él emociones positivas; mientras que los que le dañan o amenazan, darán lugar a emociones negativas.
A continuación, destacaremos aquellas teorías más destacadas a lo largo de la historia, entre las que encontramos la de Watson, Skinner, Cristóbal y Bisquerra.

Según J. B. Watson, cuyos estudios se encuentran en la rama conductista de la psicología, la conducta precede a la emoción y las emociones son simplemente reacciones corporales a estímulos específicos en las que la experiencia consciente no es alguno un componente esencial. Identifica así las emociones con las "respuestas o hábitos viscerales", es decir, aquellos en los que participan el estómago, los intestinos, la respiración, la circulación… Según Watson hay tres emociones básicas, el miedo, la ira y el amor, cada una de ellas provocada de modo innato por una clase específica de estímulos que las condicionan, por tanto, las emociones las produce la situación en la que se encuentra la persona.

B. F. Skinner, acepta la existencia de que las emociones se vean influenciadas por la fisiología y el ambiente. Para él la emoción es un tipo de comportamiento determinado, condicionado a obtener una respuesta que le favorezca.

P. Cristóbal se centra en los componentes psicofisiológicos para comprender y explicar las emociones, estos son: alteraciones de temperatura, cardíacas, de respiración, salivar…

En cuanto a R. Bisquerra, define las emociones como: Reacciones a las informaciones que recibimos en nuestras relaciones con el entorno. La intensidad está en función de las evaluaciones subjetivas que realizamos sobre cómo la información recibida va a afectar a nuestro bienestar.



2.2. EMOCIONES BÁSICAS

Son aquellas que se pueden inferir directamente de las expresiones faciales: felicidad, miedo, enfado, tristeza, sorpresa.
El dicho la cara es el espejo del alma, refleja muy bien esto. Según la expresión facial de la persona, se puede saber su estado emocional en ese momento.


FELICIDAD
happy-children.jpg


Características:
-La felicidad favorece la recepción e interpretación positiva de los diversos estímulos ambientales. No es fugaz, como el placer, sino que pretende una estabilidad emocional duradera

Actividad fisiológica :
-Aumento en actividad en el hipotálamo, septum y núcleo amigdalino.
-Aumento en frecuencia cardiaca, si bien la reactividad cardiovascular es menor que en otras emociones como ira y miedo
Incremento en frecuencia respiratoria

Función:
-La felicidad influye positivamente en la capacidad para disfrutar de diferentes aspectos de la vida
-Genera actitudes positivas hacia uno mismo y los demás, favorece el altruismo y la empatía.
-Facilita el que se establezcan nexos y relaciones interpersonales
Induce sensaciones de vigorosidad, competencia, curiosidad y flexibilidad mental

Experiencia:
-Estado placentero, deseable, se siente con evidente sensación de bienestar
-Sensación de autoestima y autoconfianza

Gestos faciales :
-Elevación de las mejillas
-Comisura labial retraída y elevación de la misma
-Arrugas en la piel debajo del párpado inferior


IRA
rabia.jpg

Características :
-La ira es el componente emocional del complejo AHÍ (agresividad, hostilidad, ira) La hostilidad por su parte, haría referencia a la dimensión cognitiva, mientras que la agresividad sería la manifestación conductual.
-Dicho síndrome está relacionado con trastornos psicofisiológicos, especialmente las alteraciones cardiovasculares.

Actividad fisiológica:
-Elevada actividad sensorial y muscular.
-Reactividad cardiovascular interna (elevación de frecuencia cardiaca, presión sistólica y diastólica)

Función :
-Facilita la rápida movilización de energía necesaria para las reacciones de defensa o de ataque.
-Eliminación de los obstáculos que impiden la consecución de los objetivos deseados y generan frustración, si bien, no siempre concluye en agresión, al menos sirve para inhibir las reacciones indeseables de otros sujetos e incluso evitar una situación de confrontación

Experiencia subjetiva:
-La ira se siente como una sensación de energía e impulsividad, con una necesidad de actuar de forma intensa e inmediata (física o verbalmente) para solucionar de forma activa la situación problemática.
-Se experimenta como una experiencia aversiva, desagradable e intensa. Está relacionada con la impaciencia.

Gestos faciales :
-Cejas bajas, contraídas y en disposición oblicua.
-Párpado inferior pensionado.
-Labios tensos o abiertos con ademán de gritar.
-Mirada prominente.



TRISTEZA
sadness.gif

La tristeza suele ser menos habitual que la ira en bebés.
- Conlleva aspectos secundarios como la soledad, apatía, dejadez, falta de concentración, indefensión inmunológica, negativismo...
- Aunque se considera una de las emociones displacenteras no siempre es negativa. Es muy variable incluso algunas culturas no poseen palabras para definirla.

Actividad fisiológica :
-Actividad neurológica elevada y sostenida.
-Ligero aumento en frecuencia cardiaca, presión sanguínea y resistencia eléctrica de la piel.

Función :
-Cohesión en otras personas, en su misma situación
-Disminución en el ritmo de actividad. Valoración de otros aspectos de la vida que antes de la pérdida no se les prestaba atención
-Comunicación a los demás que no se encuentra bien y ello puede generar. Ayuda, apaciguamiento de reacciones de agresión, empatía o comportamiento altruista.

Experiencia subjetiva:
-Desánimo, melancolía, desaliento.
-Pérdida de energía.

Gestos faciales :
-Ángulos inferior de los ojos hacia abajo
-Piel de las cejas en forma de triángulo.
-Descenso de las comisuras de los labios, que incluso pueden estar temblorosos


MIEDO
miedo.jpg

Características :
-El componente patológico del miedo son los trastornos de ansiedad, que están relacionados con una reacción de miedo desmedida e inapropiada. Es una de las reacciones que produce mayor cantidad de trastornos mentales, conductuales, emocionales y psicosomáticos.
-La diferencia entre miedo y ansiedad es que el miedo se produce ante un peligro real y la reacción es proporcionada a este mientras que en la ansiedad es desproporcionalmente intensa con la supuesta peligrosidad del estímulo.

Actividad fisiológica :
-Aceleración de la frecuencia cardiaca, incremento de la conductancia y de las fluctuaciones de la misma.

Función :
- Facilitación de respuestas de escape o evitación de la situación peligrosa. El miedo es la reacción emocional más relevante en los procedimientos de reforzamiento negativo.
-Al prestar una atención casi exclusiva al estímulo temido, facilita que el organismo reaccione rápidamente ante el mismo.
-Moviliza gran cantidad de energía. Puede ejecutar respuestas de forma muy intensa. Si la reacción es excesiva la eficacia disminuye.

Experiencia subjetiva:
-Es una de las emociones más intensas y desagradables. Genera aprensión, desasosiego y malestar.
-Preocupación, recelo por la propia seguridad o por la salud.
-Sensación de pérdida de control.

Gestos faciales :
-Elevación y contracción de las cejas.
-Párpado superior e inferior elevados.
-Labios en tensión, Posibilidad de boca abierta



Emociones autoconscientes o morales

Además de las emociones básicas, también podemos encontrar las emociones autoconscientes o morales, también llamadas emociones secundarias, las cuales complementan a las básicas. Estas emociones están muy basadas en el desarrollo del yo y en la empatía. Algunos ejemplos son: vergüenza, culpa, orgullo, desconcierto, envidia, celos, etc.... Éstas difieren de las básicas porque necesitan la existencia de autorrepresentaciones para su desencadenamiento, es decir, un bagaje de ideas que componen el concepto que la persona tiene de sí misma.

Para que las emociones autoconscientes se manifiesten, el individuo debe enfocar su atención sobre estas representaciones, es decir, debe reflexionar sobre sí mismo y generar una autoevaluación. En otras palabras, las emociones autoconscientes de vergüenza, culpa y orgullo requieren procesos cognitivos más complejos que las básicas. Aunque éstas últimas a menudo abarcan procesos cognitivos, también pueden ocurrir en ausencia de ellos.
Por ejemplo: Los celos no son innatos, nace un bebé en una familia que ya tienen un niño mayor, y se reduce la atención hacia él. Éste va a ir probando conductas, si observa que mediante celos, sus padres le hacen más caso, se convertirá en un niño celoso.

Es importante aclarar que en la vida cotidiana de las sociedades contemporáneas, las oportunidades de sentir emociones básicas absolutamente libres de procesos cognitivos simultáneos son raras dado que, por ejemplo, es más probable que sintamos miedo debido a nuestras especulaciones acerca de las intenciones ajenas, que ante la amenaza de ser atacado por un animal.

Las emociones básicas aparecen más tempranamente que las autoconscientes, dentro de los primeros nueve meses de vida; en cambio, sensaciones muy generales de autoconciencia sólo se desarrollan entre los dieciocho y los veinticuatro meses de edad, y las emociones autoconscientes como tales, más tarde aún, alrededor de los tres años.

Una explicación para este desarrollo posterior es que las emociones autoconscientes requieren una conciencia de sí capaz de generar una autorepresentación estable de la propia identidad. Esto quiere decir que los niños hayan llegado a un estado de madurez psíquica que les permite internalizar los estándares y las reglas particulares que determinan el comportamiento considerado correcto, y puedan comprender que su conducta va a ser evaluada en dichos términos por los demás, quienes los observan desde fuera.

Estas emociones son simpre aprendidas y enseñadas e interaccionan con las emociones básicas. Además las emociones autoconscientes varían según la cultura y van cambiando en el individuo con el paso del tiempo y adquiere nuevas experiencias.


Algunos ejemplos de emociones autoconscientes son:


La vergüenza: deseo de esconderse, de desaparecer. Estado muy desagradable, que provoca la interrupción de la acción, una cierta confusión mental y cierta dificultad, cierta torpeza, para hablar.

Las personas que sienten culpa también experimentan dolor, que tiene que ver con el objeto del daño que se ha hecho o con las causas de la acción realizada. La persona tiende a moverse inquieta por el espacio, como si tratara de ver qué puede
hacer para reparar su acción.

La experiencia de la persona que siente orgullo por algo es de alegría, satisfacción por ello. Al ser un estado positivo, placentero, el sujeto va a tratar de reproducirlo.



2.3. HITOS DEL DESARROLLO EMOCIONAL
A lo largo de estos apartados, únicamente se explica el modo de expresión de las emociones en los niños, pero no es solo ese concepto el que debemos conocer, sino también el comprender esas emociones expresadas por los niños.
Aquí es donde aparecen los conceptos de:


EMPATÍA:

La empatía es una destreza básica de la comunicación interpersonal, ella permite un entendimiento sólido entre dos personas, en consecuencia, la empatía es fundamental para comprender en profundidad el mensaje del otro y así establecer un dialogo. Esta habilidad de inferir los pensamientos y sentimientos de otros, genera sentimientos de simpatía, comprensión y ternura.
Uno de los elementos clave que forma la inteligencia emocional, es la empatía, la cual pertenece al dominio interpersonal. La empatía es el rasgo característico de las relaciones interpersonales exitosas, es decir, la empatía no es otra cosa que "la habilidad para estar conscientes de, reconocer, comprender y apreciar los sentimientos de los demás". En otras palabras, el ser empáticos es el ser capaces de "leer" emocionalmente a las personas.


ALTRUISMO:

El altruismo se refiere a la solidaridad interpersonal.
Hay dos aspectos que definen el altruismo: La simpatía y el compromiso. La simpatía se apoya sobre valores de bondad y caridad. El compromiso considera un acto que se sabe va a beneficiar más a otro que a sí mismo, implicando un sacrificio personal. El compromiso se inscribe en una ética de la responsabilidad. Porque se trata de actuar concretamente sobre el presente y sobre el futuro para proporcionar mayor bienestar al resto de la sociedad, implicando una inversión personal para el desarrollo de bienes comunes. Recordemos, como ya hemos hecho en otras ocasiones, que la moral se refiere a la conciencia individual, mientras que la ética se refiere a una moral social.
El altruismo es una actitud aceptada y querida de buen grado. El altruismo y la solidaridad tienen una dimensión claramente humana y de servicio a la sociedad que se pone a prueba si para prestar ayuda a los demás tenemos que renunciar a beneficios propios, inmediatos y significativos.


TEMPERAMENTO:

Es la disposición innata que nos induce a reaccionar de forma particular a los estímulos ambientales, determinada genéticamente. Específica la intensidad, el ritmo y el umbral de la respuestas emocionales. Es el “tinte” emocional de nuestras respuestas aprendidas. Depende del tipo de Sistema Nervioso Central y de Sistema Endocrino de cada persona. El aspecto temperamental más importante para la clasificación de los trastornos de personalidad según Kernberg es la Introversión / Extroversión.


APEGO:

La necesidad de bebé de estar próximo a su madre, de ser acunado en brazos, protegido y cuidado ha sido estudiada científicamente.
Fue el psicólogo John Bowlby que en su trabajo en instituciones con niños privados de la figura materna le condujo a formular la Teoría del apego.
El apego es el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres (o cuidadores) y que le proporciona la seguridad emocional indispensable para un buen desarrollo de la personalidad. La tesis fundamental de la Teoría del Apego es que el estado de seguridad, ansiedad o temor de un niño es determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidad de respuesta de su principal figura de afecto (persona con que se establece el vínculo).
El apego proporciona la seguridad emocional del niño: ser aceptado y protegido incondicionalmente. Está planteamiento también puede observarse en distintas especies animales y que tiene las mismas consecuencias: la proximidad deseada de la madre como base para la protección y la continuidad de la especie.


2.4 LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

La inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental, etc. Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social.


El déficit de inteligencia emocional repercute en la vida cotidiana negativamente. El descuido de la inteligencia emocional puede arruinar muchas carreras y, en el caso de niños y adolescentes, conducir a la depresión, trastornos alimentarios, agresividad, delincuencia. Ahora bien, todos podemos fomentar y robustecer nuestra inteligencia emocional. Daniel Goleman nos proporciona una amplia y detallada guía para conseguirlo en su libro Inteligencia Emocional. Basándose en la forma en que los niños aprenden a modelar sus circuitos cerebrales, Goleman nos enseña también un programa pedagógico para el desarrollo integral del ser humano. El futuro no está escrito en ninguna parte; la inteligencia emocional no es un parámetro fijado desde el momento del nacimiento: cabe desarrollarla, cuidarla, fomentarla



3. DESARROLLO SOCIAL

Concepto de socialización

La socialización es la interiorización de normas, pautas de conducta, valores y visiones del conjunto de la sociedad en la que el individuo se integra, consiguiendo de este modo adaptarse e interaccionar satisfactoriamente con ella.
Como señalan Berger y Luckemann (1968:164 y ss): "el individuo no nace miembro de una sociedad", sino que "es inducido a participar" en la sociedad a través de la internalización de sus normas.
El individuo además, tendrá una serie de pautas y normas interiorizadas que serán prioritarias (por ejemplo; las aplicadas por la comunidad valenciana).
Sigmund Freud entiende la socialización desde una perspectiva del como un proceso mediante el cual los individuos aprenden a refrenar sus instintos innatos antisociales. Otros autores como Piaget o Hoffman, alejados de la teoría psicoanalítica, expresan igualmente su visión desde el modelo del conflicto.
Jean Piaget formula el concepto de egocentrismo como uno de los aspectos fundamentales de la naturaleza humana, el cual a través del mecanismo de la socialización se va controlando gradualmente.

Agentes de socialización.

El proceso de socialización, que debemos conceptuar como la asunción o toma de conciencia de la estructura social en la que un individuo nace, es factible gracias a los agentes sociales, que son las instituciones e individuos representativos con capacidad para transmitir e imponer los elementos culturales apropiados.
Los agentes sociales más representativos son la familia y la escuela. La familia es el agente más poderoso teniendo pero hay que tener en cuenta también el poder de transmisión de la escuela. Destacamos otros dos agentes que son; por un lado, los compañeros los cuales son muy importantes entre los 10 y los 15 años y , por otro lado, los medios de comunicación que se dan desde que el niño tiene un cierto conocimiento y comienza a ver la televisión, escuchar la radio, etc.




external image socializacion2.jpg&t=1




3.1. TIPOS DE SOCIALIZACIÓN

Podemos distinguir tres tipos de socialización:

external image family-guy-the-family1.jpg- La primaria;es la primera por la que el individuo atraviesa en su niñez, y que por medio de ella se convierte en miembro de la sociedad. Esta se da en los primeros años de vida y se remite al núcleo familiar, se caracteriza por una fuerte carga afectiva. La socialización primaria termina cuando el concepto del otro generalizado se ha establecido en la conciencia del individuo. A esta altura ya el miembro es miembro efectivo de la sociedad. En esta fase también se aprende a captar la realidad. Aquí se dan las normas más flexibles por parte de la familia y el niño es comprendido corrigiendo así sus errores.

- La secundaria; se refiere a cualquier proceso posterior que induce al individuo ya socializado a nuevos ámbitos del mundo objetivo de su sociedad. Es la internalización de submundos institucionales o basados en instituciones ( como la escuela, asociaciones, trabajo,etc). El individuo descubre que el mundo de sus padres no es el único. La carga afectiva es reemplazada por técnicas pedagógicas que facilitan el aprendizaje. Se caracteriza por la división social del trabajo y por la distribución social del conocimiento. Se da el aprendizaje de normas sociales, pautas de conducta establecidas, valores culturales, etc.
external image escuela.jpg

Para que la socialización primaria y la secundaria tengan algo en común, han de relacionarse el centro con la familia para que el niño se pueda integrar mejor. external image mundo.jpg

- La terciaria; se basa en la integración a otra cultura diferente a la propia, una sociedad con patrones nuevos para el sujeto que le requiere un proceso de resocialización. Dicho proceso llamado transculturación que es un proceso gradual por el cual una cultura adopta rasgos de otra hasta culminar en una aculturación y describe los cambios culturales que representan los cambios de época. El individuo tendrá que entender que las normas que tiene le van a dificultar integrarse en otra sociedad y por tanto tendrá que aplicar las distintas normas de las distintas sociedades.

También podemos enfrentar dos socializaciones:
- El familiar; es muy poderosa en los primeros años de vida. Se da la la obediencia, valores familiares, pautas educativas, etc.
- El medio natural: con mucha importancia ente los 6 y los 8 años. Es externo. Se destaca la escuela como fuente de experiencias para la socialización.


3.2. LA INTEGRACIÓN SOCIAL

La Integración social es aquel proceso dinámico y multifactorial que posibilita a las personas que se encuentran en un sistema marginal a participar del nivel mínimo de bienestar socio vital alcanzado en un determinado país.Es decir, aceptar al individuo en la sociedad como una persona activa, productiva y capaz de expresar sus propias ideas y conocimientos. La integración social debe realizarse desde los niños primeramente en la escuela y otros ámbitos, y debe promoverse también en la adolescencia y adultez.
Los grupos que requieren de una atención especial son:
  • Jóvenes
  • Personas de edad
  • Discapacitados
  • Minorías
  • Poblaciones indígenas




Podemos distinguir las siguientes capacidades de integración:
- Adoptar otras expectativas; entender que las cosas van más allá, deshacerse del egocentrismo.
- Comprender las emociones de otros; empatía, sensibilidad, etc.
- Asumir roles; guiar las decisiones, conductas, etc.
- Desenvolverse con suficientes habilidades sociales; iniciar y continuar conversaciones, saber hacer amigos, saber pedir ayuda, etc.
- Comprender el sentido de la autoridad y las distintas relaciones; aprender a identificar y actuar ante relaciones asimétricas, de liderazgo, de amistad.
- Discriminar los distintos sistemas sociales; económico, político,etc.


3.3. IMPLICACIONES EDUCATIVAS

Entre las cuales destacamos:

- Integración social; conocer su sistema social, su gobierno…
- Interacción social; relacionarse con la gente de su alrededor.
- El juego; es una herramienta privilegiada en la escuela.
- La familia; constructor de la identidad del niño.
- La escuela como facilitadora de experiencias sociales.
- Desarrollar la competencia básica social y ciudadana.
- La amistad y las relaciones personales en la escuela.


4. LA IDENTIDAD

identidad.jpgLa identidad es el conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás. Dentro de la identidad definimos la identidad personal como la interactuación de lo que uno cree y lo que los demás le muestran con el mundo que nos rodea.external image identidad1.gif
En la medida en que el niño se va diferenciando del mundo exterior va construyendo su propia identidad. La etapa de 3 a 6 años denominada por Wallon como del personalismo es la más significativa en la construcción de la identidad de la persona. El niño se diferencia de los demás mediante la oposición hacia gran parte de las propuestas que las personas le ofrecen.


El crear un clima de seguridad de relaciones de calidad entre el adulto y los niños, la valoración y confianza ajustada de aquél en las capacidades de progreso de éste, y la interacción de los niños con las personas que conforman su entorno, con las que establecen relaciones de distintas índole, desempeñan un papel fundamental en la construcción de la identidad y de una imagen positiva y ajustada.


Veamos CÓMO SE CONSTRUYE UNA ADECUADA IDENTIDAD PERSONAL dentro del desarrollo afectivo y social de la persona. La vida del recién nacido, se reduce casi exclusivamente a reacciones emotivas. Estas emociones se hallan ligadas, en los cuatro primeros meses, fundamentalmente a sensaciones orgánicas: hambre, sed, satisfacción del apetito... Poco a poco comienzan también las emociones ligadas al sentir sensorial íntimamente relacionadas con el cuerpo y debidas a estímulos exteriores: experiencias del tacto, visuales, olfativas. Todas estas vivencias afectivas poseen un carácter vital, sirven para la conservación inmediata de la vida.



A medida que el sujeto distingue los objetos que le rodean será capaz de establecer con ellos relaciones. Tres son los estadios que completan el camino hasta establecer relaciones:

  • 1. Estadio narcisista (0-2 meses): en un principio el niño sólo siente los estados de tensión y malestar, y únicamente en esta situación se establecen conexiones con el medio.
  • 2. Estadio preobjetal (3-8 meses): a partir del tercer mes el niño responde con una sonrisa; al quinto mes sonríe a la vista de un juguete o biberón; a los 6-8 meses entra ya en una etapa de transición a la otra etapa sonriendo sólo a personas conocidas.
  • 3. Estadio objetal (8-10 meses): crisis de angustia, el bebé reacciona con temor ante la vista de una persona, aún conocida, en ausencia de su madre.

Aplicado esto a los tres primeros años de vida, evoluciona desde un conocimiento de las personas (en el segundo trimestre de vida), a un reconocimiento de sí (18-24 meses los niños reconocen su imagen y comienzan a usar los pronombres personales), para llegar a la adquisición del rol sexual (a los tres años usan el conocimiento de la identidad sexual y de género).

En cambio, entre los tres y seis años de vida, el niño llega a conocer las características de los otros aunque se base en lo externo y en las apariencias. Conoce también las relaciones interpersonales (autoridad, sumisión, amistad.) y los sistemas e instituciones sociales (es un conocimiento basado en rasgos o aspectos externos, perceptibles).

Entre los cuatro y seis años la vida emocional del niño sufre profundos cambios. Los más importantes son:
external image pixteja.gif El comportamiento emocional tiende a normalizarse (cambio de humor menos bruscos)
external image pixteja.gif El comportamiento tiende a a ser menos explosivo y causal.
external image pixteja.gif Lo que las emociones pierden en violencia, lo ganan en variedad y riqueza.
external image pixteja.gif Las emociones tienden a socializarse.

Todo esto es debido a su mayor capacidad de control e inhibición, y a que poco a poco ha ido aprendiendo que ciertas manifestaciones emotivas no son aceptadas socialmente.

Cabe decir que el apego y la amistad son los vínculos afectivos y sociales básicos. Es ésta una relación afectiva que el niño establece con las personas que interactúan de forma especial con él. Este vínculo conlleva distintas pautas de conducta que fundamentalmente pretenden conseguir la proximidad con la persona a la que se está apegado y conductas de interacción privilegiada: llamadas (lloros, gestos), contacto (abrazos), vigilancia y seguimiento perceptivo de esa persona, conductas motoras de aproximación. El apego implica un modelo de representación mental, los recuerdos que la relación deja, las expectativas que crea. Este vínculo se forma en el primer año; en el segundo se consolida.
Por último, debemos hablar de un capítulo interesante a considerar en relación a la afectividad: la relación entre hermanos. En teoría el vínculo entre hermanos se basa en el amor, pero surgen temores sobre la posibilidad de perder, por la aparición de otro, parte de afecto, status, seguridad. Son los celos. Pero si se añade la sospecha de que el otro puede ocupar un lugar de privilegio surge la envidia. La situación familiar puede paliar esa competitividad emotiva.
external image identidad2.gif
A partir de los seis años estamos ante un período relativamente tranquilo y de grandes logros en la vida del niño. Adquiridos ya los primeros hábitos de la vida social (control de esfínteres, control de reacciones agresivas, interiorización de las normas fundamentales de convivencia) el niño llegará a: consolidar su identidad; adquirir conciencia de sus capacidades y sus limitaciones; percibir su situación en el mundo social; aceptar las normas; adoptar comportamientos coorperativos; evolucionar desde posiciones de heteronomía moral a posiciones de autonomía y acuerdo social; desarrollar actitudes y comportamientos de participación, respeto recíproco y tolerancia.

Han pasado ya los conflictos originados en la socialización primera y en el aprendizaje de los hábitos básicos de la vida social. En este período, el niño consolida su identidad, va adquiriendo conciencia de sus capacidades y de sus limitaciones, comienza a percibir su situación en el mundo. Es una edad en la que el niño desea agradar, tanto a los adultos, como a sus compañeros.


La progresiva aparición del pensamiento abstracto, por otro lado, hace posible que el niño comience a ser capaz de ver las cosas y de verse a sí mismo desde el punto de vista de otros. Esta posibilidad de descentrarse, de salir de la perspectiva egocéntrica, es la condición previa para el desarrollo de actitudes y comportamientos cooperativos e incluso propiamente altruistas.
La interacción entre iguales durante este período, al igual que en edades anteriores y posteriores, es fuente de desarrollo y estímulo para el aprendizaje. También es positiva la emulación (deseo de superarse en relación a otro para conseguir un objetivo) en un contexto relacional cooperativo.

external image identidad3.gifHacia los ocho años va desvinculándose de la familia para pasar a depender más afectivamente del grupo de amigos. Los adultos pierden la preponderancia relativa con que contaban en años pasados. Surgen las primeras amistades fijas. Hacia los diez años , el niño se encuentra integrado en la pandilla de carácter marcadamente unisexual y nada democrática en la que existe un líder. Esta pandilla derivará al final de la etapa en grupos mixtos donde aparecen los intereses sexuales.
En confrontación con los otros y con las exigencias de los aprendizajes que realizan, los niños van forjando su autoconcpeto y autoestima, lo cual implica el conocimiento y la valoración de sí mismos.
En la etapa adolescente suele aumentar considerablemente la necesidad de autoestima (consultar el artículo "El desarrollo de la autoestima en la adolescencia").
Todo lo afirmado anteriormente se consigue si la familia cuenta con un adecuado AMBIENTE donde se dan cinco elementos de forma importante y que disfrutan de suficiente espacio tal y como nos recomienda el pedagogo JOSÉ MARÍA LAHOZ GARCÍA:
  • 1. AMOR
  • 2. AUTORIDAD PARTICIPATIVA
  • 3. INTENCIÓN DE SERVICIO
  • 4. TRATO POSITIVO
  • 5. TIEMPO DE CONVIVENCIA

Como CONSEJOS PRÁCTICOS podemos seguir las recomendaciones del profesor Gerardo Castillo Ceballo del Departamento de Educación de la Universidad de Navarra que nos indica lo siguiente:
external image pixteja.gif No debemos alabar a los hijos por sistema, independientemente de su conducta. Alabaremos y elogiaremos aquellas conductas que muestren esfuerzo y consideración a los demás y no dejaremos pasar aquellas que denoten dejadez o falta de respeto hacia las personas y cosas.
external image pixteja.gif No renunciaremos a plantear a un hijo un tema de discusión por evitar un posible conflicto o enfado.
external image pixteja.gif Cuando sus actos o palabras nos parezcan inadecuados deberemos cuestionarlos y criticarlos aunque se muestren contrariados. Debemos evitar que un hijo se sienta culpable o avergonzado, pero debe aprender a asumir sus responsabilidades y responder de sus actos.
external image pixteja.gif La tolerancia total o el "todo vale" en nombre de la espontaneidad de los hijos tendrán consecuencias negativas en el desarrollo de su identidad personal. No debemos rebajar el listón de exigencias sin una justificación de peso.


4. 1. DESARROLLO DE LA IDENTIDAD Sin_identidad_(04082007).jpg

A partir de los 6 años estamos ante un período relativamente tranquilo en cuanto a cambios en la identidad, pero a la vez de grandes logros.

Adquiridos ya los primeros hábitos de la vida social el niño llegará a:

Consolidar su identidad
Adquirir conciencia de capacidades y limitaciones
Percibir su situación en el mundo social
Aceptar las normas
Adoptar comportamientos cooperativos
Evolucionar de a una moral más autónoma
Desarrollar actitudes y comportamientos de participación, respeto recíproco y tolerancia.


5. DESARROLLO MORAL

La palabra moral alude a las costumbres o tradiciones de una comunidad; desde pequeños los niños se esfuerzan por adecuarse a las pautas de conducta establecidas en el medio al que pertenecen.


5.1. CONCEPCIÓN TEÓRICA DEL DESARROLLO MORAL

¿Por qué se estudia la moral en relación con el desarrollo cognoscitivo? Según las teorías psicoanalítica y del aprendizaje social consideran que el desarrollo moral es el resultado de la personalidad, las actitudes emocionales y las influencias culturales.

Sin embargo, uno de los conceptos más influyentes en el desarrollo moral actual es que el juicio moral se desarrolla a medida que se da el crecimiento cognoscitivo.

Jean Piaget sostuvo que los niños pequeños no pueden emitir juicios morales sólidos hasta que no alcanzan un nivel suficientemente elevado de madurez cognoscitiva para apreciar las cosas como las puede ver otra persona y propuso que el razonamiento moral se desarrolla en dos etapas importantes; la moralidad de restricción, en la cual el niño piensa con rigidez respecto a los conceptos morales; y la segunda etapa, la moralidad de cooperación, la cual se caracteriza por la flexibilidad moral.

Según Lawrence Kohlberg, el desarrollo cognoscitivo avanzado no garantiza el desarrollo moral avanzado, pero debe existir para lograrlo.

Kohlberg diseñó una serie de dilemas morales para evaluar el nivel de razonamiento moral de una persona, el más famoso de los cuales es el siguiente:


LawrenceKohlberg5.jpg
Lawrence Kohlberg

«Una mujer se está muriendo de un extraño cáncer. Hay un fármaco que, a parecer de los médicos, puede salvarla, una forma de radio que un farmacéutico de la ciudad ha descubierto recientemente. Pero el farmacéutico cobra 3.000 € por una pequeña dosis, un precio diez veces superior al coste del fármaco. El marido de la enferma, Heinz, pide dinero a amigos y familiares, pero no consigue sino la mitad del precio de la medicina. Heinz suplica al farmacéutico que le venda a precio más bajo o que le deje pagar más adelante. El farmacéutico se niega recordando que con mucho esfuerzo ha descubierto el fármaco y ahora quiere sacar beneficio. Finalmente, Heinz, en un ataque de desesperación, entra a la fuerza en la farmacia y roba la medicina que su señora necesitaba».

Durante 20 años, Kohlberg entrevistó periódicamente a 75 muchachos que tenían entre 10 y 16 años al comienzo del estudio. Kohlberg les presentaba historias hipotéticas que planteaban dilemas morales del tipo que Heinz enfrentó y preguntaba a los chicos como los resolverían ellos mismos. En el centro de cada dilema estaba el principio de justicia.

Después de los relatos, Kohlberg y sus colegas formulaban a los muchachos preguntas diseñadas para que demostraran cómo habían llegado a sus decisiones. Estaban menos interesados en las respuestas misma que en el razonamiento que llevaba a ellas. Dos chicos que dieran respuestas opuestas a un dilema podían estar en el mismo nivel moral si su razonamiento se basaba en factores similares.





Niveles y etapas de Kohlberg.

A partir de las respuestas de los muchachos, Kohlberg concluyó que el nivel de razonamiento moral se relaciona con el nivel cognoscitivo de la persona. El razonamiento de los muchachos convenció a Kohlberg de que las personas deducen los juicios morales por sí mismos y no simplemente al interiorizar estándares de padres, maestros o compañeros. Kohlberg identificó tres niveles de razonamiento moral, cada uno de los cuales dividió en dos etapas.

  • Nivel I: moralidad preconvencional (4 a 10 años). El énfasis en este nivel se basa en el control externo. Los niños observan los estándares de otras personas para evitar un castigo u obtener un premio.

  • Nivel II: moralidad de conformidad con un rol convencional (10 a 13 años). Los niños quieren agradar a otras personas. Aún observan los estándares de otros pero los han interiorizado hasta cierto nivel. Ahora quieren que las personas cuyas opiniones son importantes para ellos, los consideren “buenos”. Son capaces de tomar los roles de las figuras de autoridad lo bastante bien como para decidir si una acción es buena para esos estándares.

  • Nivel III. Moralidad de principio morales autónomos (de 13 años en adelante, si se alcanza). Éste es el nivel más alto de Kohlberg. Por primera vez, la persona reconoce la posibilidad de conflicto entre dos estándares socialmente aceptaos y trata de decidir entre ellos. El control de la conducta ahora es interno, ambos estándares se cumplen y se razona acerca del bien y el mal.


5.2 COMPONENTES DE LA MORALIDAD

Componentes morales.

Empatía. Soporte emocional primario de la moralidad. Los educadores contribuyen al desarrollo de la empatía explicando nuestras conductas y las consecuencias ede estas sobre los demás.

Consciencia. Se entiende como la internalización de unos estándares morales y los resultados emocionales y comportamentales del respeto o violación de dichos estándares por el individuo.

Altruismo: Es la tendencia a cubrir las necesidades de otra persona a costa de las de uno mismo. Los niños altruistas suelen ser activos, sociables, competentes, asertivos, avanzados en adopción de roles y juicios morales.

Razonamiento moral: Se va a ver influido fuertemente por el razonamiento moral de los padres, estilo educativo de sus figuras de referencia y los patrones de comunicación familiar.


COMPONENTES METAMORALES

1. Orientación social: El comportamiento moral fluye de un interés por lo que concierne a los demás. El deseo de tomar parte en la interacción social y desarrollar relaciones se considera crítico para la salud psicológica.

2. Autocontrol: Consiste en esquemas motores deliberados, que aparecen a partir de que el individuo usa mediadores cognitivos (imagenes mentales o habla privada) y desarrolla la capacidad para resistir la tentación, suprimir los impulsos y demorar las gratificaciones.

3. Sumisión a los estándares externos: La conducta de los educadores es la mayor influencia en el cumplimiento de las normas.

4. Autoestima: Su buen desarrollo durante la infancia se relaciona con salud mental en la vida adulta y su falta con disfunciones sociales y cierta patología mental (depresión o ansiedad).

5.3 ESTRATEGIAS EDUCATIVAS

El currículo escolar debe fomentar el aprendizaje de estrategias que permitan el desarrollo de: la empatía y el aprendizaje de habilidades de comunicación que favorezcan ponerse en el lugar del otro, comprenderlo y acogerlo. El juicio moral a través del trabajo de dilemas morales. El sentido crítico para evaluar, desde parámetros de justicia y equidad, la realidad del entorno. El conocimiento y la valoración del medio como espacio de vida para todos. La ciudadanía, como competencia para participar en la construcción de la comunidad y ejercicio de la responsabilidad para con el otro. La autoestima, como recurso indispensable para la valoración del otro de su persona y de su cultura.


El contexto escolar trabaja las nociones básicas de la educación en valores a través de estrategias de trabajo, que para la educación primaria pueden ser las siguientes:

1. Las normas y la autorregulación. Tenemos una norma, se justifica en razones que entrañan un valor. Nos observamos para ver qué tanto cumplimos la norma, fijamos compromisos para mejorar nuestra actuación en relación a la norma y cada cierto tiempo revisamos el cumplimiento.

2. Las narraciones y las historias ejemplares: los cuentos son una oportunidad para introducir al niño en el proceso cognitivo y afectivo del aprendizaje.

3. La clarificación y el autoconocimiento: los niños han interiorizado un conjunto de valores como producto de sus experiencias previas. Una estrategia recomendable es realizar actividades que permitan clarificar aquello que el niño valora, cuáles con los valores familiares y de su comunidad.


cuento.jpg





















FUENTES:

Bibliografía:
  • Desarrollo psicólgico y Educación, Psicología evolutiva. Compilación de Jesús Palacios, Alvaro Marchesi, César Coll. Alianza Editorial, 2001.
  • Psicología del desarrollo, Diane E.Papalia, Sally Wendkos Olds, Editorial McGraw Hill, 1998.
  • Desarrollo humano, con aportaciones para Iberoamérica, 1996. Diane E. Papalia y Sally Wendkos Olds, Ed. Mc Graw Hill
  • Crecer y aprender. Curso de psicología del desarrollo para educadores, 1999. Rosario Ortega Ruiz, Ed. Visión
  • El desarrollo humano, 1994. Juan Delval, Ed. Siglo
  • El desarrollo perceptual y motor en los niños, 1982. Bryant Cratty, Ed. Paidós Ibérica




PREGUNTAS OBJETIVAS:

1. La integración social es:

A) La capacidad para adoptar otras expectativas y comprender las emociones de los otros.
B) Conocer el sistema social, su gobierno, su economía, sus estratos sociales…
C) Es la interiorización de normas y valores.
D) A y B son correctas.



2. De acuerdo con los niveles establecidos por Kohlberg, en el nivel 1; moralidad preconvencional:

A) Los niños obedecen las reglas de otras personas para evitar castigos.
B) La regla de oro es mantener relaciones mutuas, recibir la aprobación de los demás.
C) Siempre consideran malo un acto si viola una norma o lastima a otros, sin pensar en el motivo o las circunstancias.
D) A y C son correctas.



MAPA CONCEPTUAL


CMAP_5.jpg